Nuestro método de trabajo

Home > Nuestro método de trabajo

Nuestro método de trabajo

En Mita Zorg la satisfacción de nuestros clientes es primordial. Es por ello que no tenemos un único método de trabajo. Siempre adaptamos el programa en función de las necesidades físicas y deseos del cliente para que nuestros cuidadores lo asistan de manera profesional y responsable. Desarrollamos un programa de intervención personalizado y brindamos soluciones adecuadas a cada cliente. Consideramos que nuestra intervención debe favorecer su autonomía. Por ello, le acompañamos en su trayecto rumbo a la dirección correcta.

 

Caminamos de la mano con el cliente

Más que dirigir al cliente, caminamos de la mano con él para incentivar su autonomía y pensar en soluciones conjuntas que, paulatinamente, le ayuden a guardar la calma y a pensar claramente ante una situación de crisis o estrés, sin que quiera buscar ayuda de inmediato. Diseñamos una estrategia adecuada a la situación particular por la que el cliente esté atravesando. En la práctica vemos que, inicialmente, los clientes son muy dependientes de sus cuidadores. Pero, conforme el tiempo avanza, empiezan a poner en práctica todo lo que han aprendido y actúan de manera más independiente y asertiva.

 

El cliente tiene la última palabra

Creemos en la fortaleza del cliente. Nos centramos en identificar las fortalezas de cada persona para poder diseñar una estrategia adecuada dependiendo de la situación por la que esté atravesando. El cliente tiene la última palabra. Queremos construir un vínculo firme con él para proporcionarle las herramientas necesarias que le permitan alcanzar su meta. En la primera sesión, el cliente expone libremente sus inquietudes y, junto con él, acordamos cuáles son los puntos más importantes que tenemos que atender. Así, diseñamos un plan con acuerdos y metas.

 

Trastorno por acumulación: el enfoque de Mita Zorg

Las personas con este trastorno enfrentan grandes problemas ante la idea de tener que desprenderse de las cosas. Mita Zorg tiene un método único para ayudarles a lidiar con él. En la entrevista inicial con el cliente evaluamos la gravedad de la situación para desarrollar juntos un plan de acción. Si el tiempo lo permite, y la situación no es urgente, realizamos una visita domiciliaria para evaluar el desorden y el espacio de la vivienda. El siguiente paso es efectuar la limpieza a fondo de la vivienda junto con el cliente. Durante esta fase, trabajamos con él para hacerle consciente de su problema. En caso de que el tiempo no lo permita, o que la situación sea de extrema urgencia, se procederá a efectuar la limpieza a fondo de la vivienda. Una vez que ésta se haya realizado, se vuelven a ordenar las pertenencias del cliente junto con un acompañante que intentará hacerle verle la importancia de no recaer y de mantener el espacio limpio. Para ello trabajamos en conjunto con diversas instancias.