Acompañamiento terapéutico

Home > Acompañamiento terapéutico

Acompañamiento terapéutico

A las personas que viven solas y se encuentran siguiendo un tratamiento psiquiátrico, se les puede asignar acompañamiento terapéutico en su residencia. Este acompañamiento se tiene que asignar junto con un profesional del GGZ y puede comenzar una vez que el cliente haya sido dado de alta de una clínica. El objeto es estimular que la persona beneficiaria del acompañamiento terapéutico logre conseguir una mayor autonomía al realizar sus actividades cotidianas.

 

¿En qué consiste el acompañamiento terapéutico?

La duración y el programa del acompañamiento que Mita Zorg ofrece depende de la valoración inicial del paciente y de su solicitud. Las sesiones domiciliarias tienen lugar una o dos veces por semana. Una vez realizada la valoración del paciente, al cabo de un par de semanas, establecemos un plan de acción para cumplir los objetivos marcados. El apoyo del acompañante terapéutico consiste, principalmente, en las siguientes tareas:

  • Favorecer aptitudes para mejorar la interacción en el ámbito social y psicológico
  • Ofrecer un espacio de diálogo, expresión y desahogo.
  • Contestar dudas sobre la medicación
  • Dar un seguimiento del tratamiento, así como de los cambios y mejoras de la persona
  • Organizar la rutina diaria: regularizar horarios y planificar objetivos, citas y encuentros del día
  • Organizar actividades de ocio y tiempo libre
  • Ayudar a realizar trámites administrativos o a solicitar recursos financieros, sociales o educativos
  • Apoyar en la organización y planificación de tareas domésticas
  • Fomentar la autonomía del cliente
  • Llevar un seguimiento del tratamiento y los síntomas
  • Ofrecer otras formas de apoyo que el cliente necesite

 

 

Sociaal psychische begeleiding